Indicador Heart rate variability (HRV)

 

Recientemente he estado monitoreando una medición del corazón llamada HEART RATE VARIABILITY (HRV).  Esto se hace con un monitor especial ya que son muy pocos en el mercado los que pueden hacer esta medición.  Además del monitor hay algunas aplicaciones que hacen el registro de esta lectura.  Yo utilizo ELITE HRV.  De esta forma el monitor hace la toma de información vía bluetooth y por el mismo medio manda el registro a la aplicación que ya tiene ciertos algoritmos que habrán de ser registrados, almacenados y comparados.  Hay varios registros pero ahora me iré al más simple que es un indicador tipo semáforo que en general te resume el estado de tu sistema nervioso autónomo.  En inglés le llaman “readiness“.  Habla de la capacidad del organismo para enfrentar el estrés y adaptarse.  Esto está vinculado a la capacidad del organismo de equilibrarse ante los eventos de la vida diaria relacionados con el estrés.  A veces no estamos conscientes de los eventos que afectan la salud y que están vinculados a este estrés.  Incluso decimos “estoy estresado” pero sin consciencia de los efectos que esto tiene en el organismo.  El hecho de no dormir el número de horas requeridos, la calidad del sueño, la alimentación, las situaciones estresantes en nuestra vida diaria, enfrentarse a condiciones ambientales, etcétera están jugando cada segundo en nuestra salud.

Ahora que monitoreo este indicador me doy cuenta incluso que un pensamiento ni siquiera tan aparentemente estresante afecta la medición.  Si tuve algún disgusto que ni siquiera pareciera ser para tanto, aparece reflejado en la primera medición del día siguiente.  Esto me ha generado tener mucho más consciencia de no entrar en batallas mentales y emocionales con las personas e incluso generar estrategias de auto gestión dependiendo del indicador que aparece cada mañana.  Hay días que estamos más aptos para enfrentar estrés y otros que menos.  Si nos agarra un día débil y enfrentamos un evento que nos sobre pase puede caer nuestro organismo más fácilmente en eventos de salud.  Si podemos evitarlo pues que mejor dándole vuelta a cuestiones estresantes.

Este indicador tipo puede aparecer en rojo, amarillo o verde.  Dentro del amarillo para un lado puede estar reflejando un incremento de la actividad del sistema nervioso simpático (estrés – ataca / huye) o el parasimpático (vagotónico) que tiene que ver con la relajación.

Aparece la medición del día pero también el promedio de la semana y mes.

A manera de estrategias te comento lo siguiente: Tengo muchos años que vengo haciendo ejercicio a alta intensidad.  Ahora al conocer estas mediciones cuando me aparece una alerta en el indicador puedo decidir no hacer ejercicio ese día o disminuir la intensidad del mismo para proteger mi sistema energético y todo lo que ello conlleva.  Antes ni me lo cuestionaba y hacia ejercicio con toda intensidad y desde hace poco más de un mes puedo decidir diferente.  Cuando está exaltado el estado simpático decido no tomar café o disminuirlo ese día ya que es un factor que hace que se eleve más el sistema nervioso simpático.  Caso contrario cuando aparece indicador de estado parasimpático decido tomar café para levantarlo un poco.

Otro detalle que me ha llamado mucho la atención es que cuando hago meditación al día siguiente sale más elevado el indicador y viceversa.  De hecho veo que está bajo el indicador y me doy cuenta que el día anterior no hice mi meditación y ese día me propongo hacerla y lo he realizado incluso dos veces en el día para asegurarme que mi estado vibratorio se eleva.  Cabe decir que mis meditaciones son de 15 minutos.

El tipo de meditación que yo realizo va dirigida a algo que se llama elevar la calidad frecuencial.  Cada pensamiento y emoción tienen una frecuencia, incluso los colores y formas del medio ambiente y hasta la convivencia con personas tiene una influencia en tu estado energético.  Cada célula de nuestros tejidos, órganos y sistemas también tiene una vibración a una determinada frecuencia.

Para hacer un tipo de terapias yo debo estar en buena calidad frecuencial y lo que antes podía parecer una cuestión subjetiva de sentirse bien por hacer una meditación resulta que ahora me doy cuenta que mi corazón lo manifiesta en la medición del HRV.  El HRV mide la calidad de las  frecuencias del corazón que a su vez se reflejan en todo nuestro sistema: cerebro, órganos, energético (chakras, bio campo) células, etcétera.

El tipo de frecuencias al que estamos expuestos afecta nuestro estado físico.  Incluso además de la exposición a las frecuencias que ya he mencionado podemos agregar la contaminación ambiental, en alimentos, etcétera.  En ambiental están también las antenas, celulares, smog, pesticidas, e incluso alimentos que no notaríamos que tienen contaminación solo por el tipo de fertilizantes y pesticidas resultan ya contaminados.  Incluso ciertos alimentos tratados, procesados o transgénicos que no tuvieran contaminación aparente pueden ya no tener buena frecuencia vibratoria que es un elemento que no tomamos en cuenta en la calidad de lo que ingerimos.

Es necesario tener más consciencia de lo que comemos, bebemos, pensamos, sentimos, lugares que frecuentamos, etcétera y creo que vale la pena tomar en cuenta estas sencillas estrategias que pueden prevenirnos de caer en estrés crónico y otras enfermedades.

 

Coach Carlos Velázquez Dávila

NSCA, ACE, ISSA, RTS, RBT

www.bandas de resistencia.com

carlos.velazquez@sistemafitness.com

 

 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.